Dónde donar ropa, no todos los contenedores son legales

Los españoles nos deshacemos aproximadamente de unos ocho kilos de ropa usada todos los años, ya sea porque no nos queda bien, está estropeada o porque simplemente ya no nos gusta. Esto supone una cantidad ingente de ropa que, desde hace tiempo, constituye un gran negocio, en muchos casos solidario y humanitario, pero en otros casos no tanto.

Contenedores de ropa solidarios
Contenedores de ropa solidarios

Los contenedores piratas son una importante lacra en este sector solidario, restando notables ingresos a las asociaciones humanitarias que ayudan a las personas necesitadas. Por eso, resulta de suma importancia saber dónde debemos depositar la ropa que donemos.

El reciclado de ropa se trata de un negocio al que se ha apuntado mucha gente de forma pirata. Tradicionalmente han sido las parroquias las encargadas de recoger la ropa que los ciudadanos donamos con intención de que sea utilizada por personas con pocos recursos. Las parroquias a su vez suelen enviar esta ropa a la ONG Cáritas para que gestione su distribución.

¿Qué ocurre con la ropa depositada en contendores?


Actualmente proliferan los contenedores de ropa y esta no llega siempre a manos solidarias, el destino final de la ropa depende de quien se encarga de su recogida. Las organizaciones que están autorizadas para realizar esta recogida son Cáritas, Humana, Roba Amiga (roba significa ropa en catalán) y Koopera y en todas la ropa usada sigue un ciclo parecido. El problema es que los contenedores no son siempre colocados por estas organizaciones solidarias.

Una vez que estas organizaciones recogen la ropa, esta se clasifica dependiendo del uso que se le vaya a dar.

Fabrica de reciclado textil
Ropa para reciclar

Aproximadamente un sesenta por ciento de la ropa depositada en los contenedores se vuelve a utilizar de tres formas diferentes:
  • Venta en tienda: se vende en tiendas que poseen estas organizaciones y los fondos obtenidos se utilizan en obras de ayuda humanitaria, el precio medio por prenda es de aproximadamente 4 euros. Es el sistema empleado principalmente por Humana.
  • Se dona a personas necesitadas. Esto es lo que suelen hacer Cáritas, Koopera y Roba Amiga.
  • Venta a mayoristas. Esto se hace con la ropa que no está en condiciones de ser donada pero por la que los mayoristas pueden sacar alguna rentabilidad. Este tipo de ropa se paga aproximadamente a 350 euros los mil kilos.

Otro treinta por ciento se recicla vendiéndola a la industria textil, que se encarga de transformarla en otros productos textiles como trapos, hilo, material de tapizado, etcétera. Esta ropa se paga a aproximadamente 100 euros los mil kilos.

Solo el diez por ciento de la ropa depositada en los contenedores termina en el vertedero o incinerada.

Cómo identificar los contenedores de ropa piratas


La única forma cien por cien segura de asegurarnos de que un contenedor de ropa es legal, es llamar al ayuntamiento y preguntar el nombre de la asociación humanitaria que ha sido autorizada para instalarlo. Conviene saber que aunque una organización esté autorizada, este hecho no siempre es sinónimo de que la gestión sea realmente solidaria, por eso hay que preguntar el nombre de la asociación e informarse de si es una ONG y no una simple empresa de reciclaje.

Contenedores de ropa de Koopera
Contenedores de ropa de Koopera

Por otro lado, cuando un contenedor de ropa se encuentra en la calle y no tiene identificación alguna, lo más probable es que se trate de un contenedor ilegal. No obstante, el hecho de que un contenedor esté identificado con un teléfono o un logotipo de la administración no siempre quiere decir que ese contenedor no pueda ser pirata.

También hay que saber que algunos supermercados y empresas privadas autorizan la instalación de contenedores de ropa en sus establecimientos y que, en este caso, no es necesario que la autorización del ayuntamiento.

¿Por qué existen contenedores de ropa piratas? Porque la ropa usada, como hemos visto, genera dinero; un contenedor de ropa puede generar de media unos 3.500 euros al año. Por eso debemos analizar con cuidado donde depositamos la ropa que ya no queremos. Madrid es la ciudad española con mayor número de contenedores piratas.

Destino de los ingresos obtenidos por la ropa usada


Las organizaciones que componen el grupo AERESS (Asociación Española de Recuperadores de Economía Social y Solidaria), entre las que se encuentra Cáritas, tienen el objetivo fundamental de integrar en la sociedad a las personas en riesgo de ser excluidas.

Por otro lado Humana, lo utiliza para financiar proyectos de ayuda internacional en países del tercer mundo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario